Close

Dona

Suscríbete a la Parroquia

Las suscripciones son la mejor de todas las ayudas que podemos recibir.
Significa para nosotros estabilidad y fidelidad.

Suscríbete de forma segura aquí.

FORMULARIO DE SUSCRIPCIÓN

O si lo prefieres, pásate por la parroquia.

Transferencia

También puedes hacer tu donación periódica o puntual a la cuenta

Titular: Parroquia del Rosario

ES09 0030 1350 61 0001626271

Bizum

  1. Entra en la sección “Bizum” de la app/web de tu banco para enviar/recibir dinero
  2. Haz click en “Aportar a causa solidaria” o “Donar a ONG”
  3. Utiliza el código 00080

Con tarjeta

48f11668-b72e-43de-a7f6-47bf01fcb0e7

Cómo se sostiene la Iglesia

La Iglesia se autofinancia a través de las aportaciones directa de los fieles y de la Asignación Tributaria. Es el Fondo Común Interdiocesano es el responsable de asignar los recursos en función de las necesidades de cada diócesis.
Desgravaciones y deducciones fiscales por donativos a la Iglesia, ¿los conoces?
Puedes realizar un donativo periódico o puntual y colaborar de esta forma con tu parroquia y con tu diócesis. Estos donativos se pueden se puede desgravar fiscalmente en la declaración de la renta. En esta tabla explicamos los distintos porcentajes de desgravación:

Según el régimen fiscal:

  • Las personas físicas (las que tributan IRPF) se puede desgravar:
    • Donativos de hasta 150€ un 80%
    • Donativos de más de 151€ en adelante un 35%
    • Donativos recurrentes (tres años consecutivos donando la misma cantidad o mayor): 40%
    • Con un límite de deducción máxima: hasta el 10% de la base liquidable.
  • Las personas jurídicas (aquellas que tributan por Impuesto de Sociedades, el IS), se puede desgravar:
    • Donativos en general un 35%
    • Donativos recurrentes un 40%
    • Con un límite de deducción máxima: hasta el 10% de la base liquidable
La fiscalidad de la Iglesia

La Iglesia no tiene ningún régimen fiscal especial, único o distinto a otras entidades. Exactamente igual que todas las oenegés y que otras instituciones, asociaciones o fundaciones del sector no lucrativo está sujeta a la Ley de Mecenazgo.

Sin rodeos hay que afirmar que en buena medida esto hace posible la labor social de la Iglesia. La Iglesia está insertada en la sociedad y, por eso, gran parte de las actividades de la Iglesia están orientadas a beneficiar a la sociedad en general y, especialmente, a aquellos que más necesidad tienen.

La Ley de Mecenazgo (Ley 49/2002) es la base del régimen fiscal de la Iglesia, ya que supone su identificación con las del resto de entidades del sector no lucrativo (ONG, Fundaciones, etc.).

El régimen fiscal actual es el siguiente:

  • Están exentos de pago del Impuesto de Sociedades los donativos, las colectas, los rendimientos del patrimonio mobiliario (intereses, dividendos, etc.) e inmobiliario (alquileres, etc.) y las plusvalías generadas por ventas de patrimonio.
  • También están exentas algunas actividades económicas de asistencia social, las prestadas en hospitales y colegios, las editoriales y librerías, las visitas culturales, la realización de cursos o conferencias, las actividades deportivas y aquellas cuyo importe no supere los 20.000 euros.
  • Están exentas del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) las propiedades de la Iglesia en los que se llevan a cabo las actividades antes mencionadas.
  • Las instituciones de la Iglesia quedan exentas de pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.
  • Por último, la Iglesia está exenta del pago de plusvalías por terrenos, del Impuesto sobre sucesiones y donaciones y del Impuesto de Actividades Económicas.